Ley de Asilo y Refugiados

El asilo es un estatus legal que el gobierno de los EE. UU. puede otorgar a las personas que están en riesgo de sufrir daños en sus países de origen, debido a que  los gobiernos de sus países de origen no las protegen.

El proceso para solicitar asilo en los Estados Unidos es complicado, y es más probable que se le otorgue esta forma de protección a un solicitante de asilo si está representado por un buen abogado, que comprenda el sistema. De hecho, los solicitantes de asilo que están representados por un abogado tienen tres veces más probabilidades de que se les otorgue su caso, que los solicitantes sin abogado. Ver REVISIÓN DE LA LEY DE LA UNIVERSIDAD DE PENNSYLVANIA, Un estudio nacional de acceso a abogados en la corte de inmigración, Diciembre del 2015.

El asilo requiere que el solicitante proporcione una cantidad significativa de pruebas, y un testimonio creíble en apoyo de su solicitud; a menudo, los casos se niegan porque el solicitante no presentó pruebas correctas o suficientes. Usted debe solicitar asilo en el plazo de 1 año después de ingresar a los Estados Unidos, a menos que se cumplan ciertas excepciones a esa regla.

Nuestro bufete de abogados tiene mucha experiencia en el manejo de solicitudes de asilo para solicitantes de todo el mundo. Si usted teme regresar a su país de origen o si ya tiene una solicitud de asilo pendiente, contacte nuestra oficina y programe una consulta con uno de nuestros abogados.